PRESAGIO CAPITAL

Este Texto está dedicado a una mujer que conocí hace algunos meses através de una amiga, pero lo más extraño es que ella tiene novia, está enamorada y vive a muchos kilómetros de esta tierra de calientes palmeras. Aún la pienso con bonitos sentimientos pero en realidad solo fui una noche loca, una noche de copas.

Después les cuento las locuras con las mitómanas gemelas... los cacharros en Moteles y las travesuras de una mujer célibe. ¡BIENVENID@S!

*****************PRESAGIO CAPITAL***************

Los pensamientos deambulando entre las entrañas me remiten a aquella calle oscura y peligrosa, tu cuerpo cubierto en piel de animal y tu figura alongada, con pañoleta en cuello que disimulaba los tonos sobrios que yacen en tu corazón.

Era la voz de prócer que indagó la infancia y fue blanca destreza de tus palabras, añejas por la vida, pero candorosas por tu juventud; las que decoraban minimalistas frases de galantería. Tus gustos exquisitos por los tesoros y las miradas atentas por la sagacidad del frenesí han transitado por esta mente de tierra cañera y de sol contradictorio.

Surgió un brindis por la prosperidad, con pompas doradas de la seca cebada pero roja molécula de castidad; genuinas sonrisas que detonaron miradas en tribunas indecentes, mientras los vasos eran consumidos por el aroma de perfumes que afloraban el rumbo de una noche desconcertante.

Dejaste claros tus principios, como cuando el juez determina la condición de los veredictos, entreviendo la mujer mayor que habita en ti, capaz de negar la lujuria en resbaladizos trozos de fulgor; adaptándote a un mundo miserable que no tiene forma de bondad pero mitiga la soledad en la labor diaria, olvidándose que tenemos vida por delante.

La propuesta fue tirada en la mesa, danzar era necesario, recordando el son de tambores que mueven esqueletos fortuitos de las africanas polvaredas del Valle del Cauca. Sin razones, un sí cambió la mirada y al parecer nos topamos con la llave de cerrojo que custodiaba la afrodisíaca manta del fruto prohibido.

No puedo hacer más descripciones del momento porque es posible no entenderlas pero subrayo en mayúscula que su garbo no tiende a confundirse más aún si pretendes escalar su ventana que de persianas blancas despiertan hasta al más hogareño con tinto en mano, disimulando estar desnudo a menos de 15 grados.

SOY HIMENCOMPLACIENTE Y VUELVO RENOVADA

Comentarios

Entradas populares