Saltando en un solo pie, para no pisar la línea blanca que trazamos en tiza;  lo que del límite se pasa su culpa mendiga y se queda tranquila en la hamaca de colores pasteles.  Una sabia sonrisa desdibuja el llanto y estas locas letras marean al indeciso vulgar, que no combina traje con copas del champagne; así que pierdes las horas encontrando sentidos a estas frases que divagan en mi cabeza, hoy, preciso hoy, que no tengo limpia el alma de bohemia singular. 

Comentarios

Linknas dijo…
me encanta la foto!!! besos

Entradas populares